Todos los posts de la categoria: álbum ilustrado

La-2Bprincesa-2Bdel-2BVendrell

La princesa del Vendrell

Hace unos días mi madre intentaba explicarme por teléfono algo relacionado con una conocida de pueblo a la que yo no recordaba, pero ella estaba empeñada en que sí, y me espetó algo así como: “Sí hombre, la que salía con el hijo de la cartera, que trabajaba con aquella chica que su marido montó aquella pizzeria, donde antes estaba la pescadería, que su hermana fue a la escuela con tu prima…” Yo me iba sonriendo al otro lado del auricular porque, pese a su empeño, no tenía la más remota idea de sobre quién me estaba hablando, pero sí reconocía la propiedad del lenguaje que estaba usando: la “recursividad” término que se refiere, grosso modo y sin entrar en más tecnicismos, a nuestra capacidad de crear y encadenar oraciones casi hasta el infinito, partiendo de unos elementos y reglas limitados (unas pocas palabras, un orden sintáctico concreto…). ¿Y qué tiene que ver todo esto con la lectura que hoy os propongo, “La princesa del Vendrell” / “La princesa de Trujillo”? Pues que se trata …

Calma-2C-2Bcalma-2BNeus-2BMoscada-2BChiara-2BFatti

Calma, calma

Septiembre es, para muchos de nosostros, un mes intenso: acaban las vacaciones, los horarios vuelven a acomodarse (¡con suerte!) a las rutinas laborales, escolares, etc., y nuestras cabecitas creativas regresan del descanso estival cargadas de nuevas ideas que queremos materializar ¡ya! Vale, respiremos. Paso a paso…   Neus Moscada nos recuerda, en este relato breve ilustrado por Chiara Fatti que después de la tempestad, viene la calma. En mi tiene un efecto inmediato: es mirarlo, sonreír y recuperar la paz. “Cierro los ojos.  Respiro hondo.   Calma, calma.” ©Textos: Neus Moscada-Il·lustracions:Chiara Fatti  Neus Moscada i Chiara Fatti: Calma, calma. Sd Edicions. Barcelona, 2010.

La-2BOla-2Bde-2BSuzy-2BLee

La ola de Suzy Lee

Me topé por primera vez con este libro hace unos 5 años en una librería de París.  Pasaba unos días con una querida amiga ilustradora, y como una niña que acaba de descubrir un precioso tesoro, fui a enseñárselo: “Mira, mira…” Ella me respondió: “Sí, pero tiene un error grave de montaje”.  Efectivamente, en una de las escenas aparece una parte del brazo de la niña cortado y no se ve el gesto de su mano. Y eso, en un libro sin palabras, donde el significado se obtiene de la imagen, pues sí, puede considerarse un error importante. Eso hizo que en aquel momento volviera a dejarlo en la estantería y no lo comprara.   Casi 4 años después el libro y yo nos volvimos a encontrar en una librería de Barcelona. Inmediatamente lo cogí para ojearlo de nuevo. Me había dejado tan buen sabor… Pensé que quizás ya habrían corregido el error, pero no, allí seguía… Aún así, la fascinación que seguía ejerciendo sobre mi era grande, así que en esta ocasión salí de …

el-dibuixant-d-C3-B3ssos

El dibujante de osos de Bernat Cormand

Ja fa uns mesos, durant un taller d’àlbum il·lustrat, els alumnes vam haver de dur un llibre per recomanar al companys. Va ser difícil triar-ne un. De fet no vaig poder,  i vaig acabar portant-ne uns quants, però tenia clar que un d’ells havia de ser aquest: “El dibuixant d’óssos” de Bernat Cormand. La qüestió és que havia d’explicar per què m’agradava, per què l’havia escollit, i aquí em vaig adonar que la meva aproximació a l’àlbum il·lustrat és força emocional, molt més motivada per aspectes lligats a l’emoció, al sentiment, a l’evocació, que no pas a la racionalitat amb què puc argumentar la tria d’una novel·la o d’un assaig. Crec que això mateix els pot ocórrer a molts lectors que, ja adults, es retroben amb l’àlbum il·lustrat. No recordo quan vaig traspassar la línia, quan es va esvair per a mi la frontera entre allò que es considera llibre infantil i llibre d’adult, i vaig poder tornar a gaudir, sense prejudicis,  de tot el que l’univers dels àlbums il·lustrats ens proporciona. El cas és …

Mi laberinto Pablo Guerrero

Mi Laberinto de Pablo Guerrero

A veces los adultos nos adentramos en nuestros propios laberintos y la cabeza nos da vueltas pensando lo que qerríamos ser, lo que somos y lo que aún podríamos ser. Dejar volar la imaginación y visualizarnos en situaciones hipotéticas puede constituir un simple juego de evasión momentánea, pero también puede ser el gérmen de nuevas ideas por materializar, de nuevos caminos por recorrer… Siempre me maravilla como los niños se lanzan a ese ejercicio con total espontaneidad, sin prejuicios y haciendo gala de una imaginación extraordinaria. La vida es para ellos un universo de posibilidades e inventan los argumentos más inverosímiles para sortear todos los obstáculos. “Mi laberinto” de Pablo Guerrero y Emilio Urberuaga incide en la capacidad de imaginar, de ser, de inventarse. De una manera concisa y poética, a través de metáforas e imágenes, conduce al niño a través de diferentes situaciones y acciones: “Cuando soy un piloto te veo en cada nube. Cuando soy un marinero te regalo los vientos. Cuando soy profesor te enseño mil palabras mágicas…” Es un libro de …