álbum ilustrado, lectura, Letras & Hilos, libros
Deja un comentario

La princesa del Vendrell

La-2Bprincesa-2Bdel-2BVendrell

Hace unos días mi madre intentaba explicarme por teléfono algo relacionado con una conocida de pueblo a la que yo no recordaba, pero ella estaba empeñada en que sí, y me espetó algo así como:

“Sí hombre, la que salía con el hijo de la cartera, que trabajaba con aquella chica que su marido montó aquella pizzeria, donde antes estaba la pescadería, que su hermana fue a la escuela con tu prima…”
Yo me iba sonriendo al otro lado del auricular porque, pese a su empeño, no tenía la más remota idea de sobre quién me estaba hablando, pero sí reconocía la propiedad del lenguaje que estaba usando: la “recursividad” término que se refiere, grosso modo y sin entrar en más tecnicismos, a nuestra capacidad de crear y encadenar oraciones casi hasta el infinito, partiendo de unos elementos y reglas limitados (unas pocas palabras, un orden sintáctico concreto…).
¿Y qué tiene que ver todo esto con la lectura que hoy os propongo, “La princesa del Vendrell” / “La princesa de Trujillo”? Pues que se trata de un cuento basado justamente en la repetición y la recursividad del lenguaje:

¿Y esto que es?
Este es el pañuelo que envolvía el anillo de la princesa de Trujillo.
¿Y esto qué es?
Esta es la urraca que robo el pañuelo que envolvía el anillo de la princesa de Trujillo.
¿Y esto que es?
Este es el gato que pilló a la urraca que robó el pañuelo que envolvía el anillo de la Princesa de Trujillo…

Es lo que se llama un cuento acumulativo, muy frecuente en la literatura popular y de transmisión oral, en la que, a partir de unos elementos básicos -una princesa y un anillo- se van concatenando personajes y situaciones nuevas que hacen que crezca el relato, generan expectativa y ponen a prueba nuestra memoria.

Esta edición de OQO tiene para mí un valor añadido: las fotografías de Javier Solchaga que acompañan al texto y que suman el juego visual al juego lingüístico. Los personajes están creados a partir de objetos cotidianos: pinzas de tender, piedras, clavos, troncos…, y están fotografiados desde ángulos sorprendentes, lo que introduce más misterio e intriga al cuento y dan aún más ganas de pasar página para saber cómo sigue la historia.

¿Hacéis la prueba?

Podéis encontrarlo en diferentes lenguas, a partir del texto original en gallego: La princesa do Caurel.

Patacrúa i Javier Solchaga: La princesa del Vendrell/La princesa de Trujillo.  OQO editora. Pontevedra, 2006.
Esta edición obtuvo la Mención WHITE RAVEN (Internationale Jugend Bibliotek de Munich) entre los álbumes más hermosos del mundo 2007.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>